Tráiler de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (Indiana Jones and the kingdom of the crystal skull)

Año 1989, mes de septiembre, un niño de once años acompañado por sus padres y su hermano pequeño acuden al cine Suizo de Valencia. Toman asiento en el anfiteatro superior, se apagan las luces, comienza la magia. Dos horas después salen encantados por lo que han visto, sobre todo el chico de once años para quien marca un punto de inflexión. Desde pequeño recuerda haber ido al cine con sus padres, películas de estre, de reestreno e incluso muchas sesiones de autocine, pero ver Indiana Jones y la Última Cruzada consigue engancharlo ya de modo consciente y definitivo al mundo del cine. Hasta tal punto le maravilló que salió del cine tarareando no el tema principal sino el tema asociado al Grial. Poco tiempo después se haría con el cassette de la banda sonora, su primer contacto con la música de cine pura, sin imágenes.

Ese niño ha crecido y tiene ya casi treinta años, pero recuerda ese momento mágico para él. Han pasado muchos años, muchas películas, muchas bandas sonoras; sus gustos se han sofisticado, ahora conoce mucho mejor el medio, ahora se decepciona mucho más con el cine, pero aún mantiene parte de esa ilusión de niño. Por eso, ayer fue un día importante, ayer pudo ver por primera vez nuevas imágenes de Indiana Jones en movimiento. Sabe que la nueva película, por buena que sea, no podrá con el recuerdo de las anteriores, pues ni él ni el cine son los mismos. Pero da igual, la ilusión volvió y seguirá ahí hasta el 22 de mayo, cuando seguro disfrutará como un niño con las imágenes de la cuarta entrega de la saga, se emocionará irremediablemente cuando escuche las notas de la partitura del maestro Williams y saldrá encantado del cine por haber revivido parte de la magia. Luego empezará a pensar, le encontrará mil defectos al film y la magia se disipará, pero por dos horas habrá vuelto a ver su héroe cinematográfico preferido en acción. Afortunadamente, para él, la magia continuará ( y por muchos años) pues pocos días después, si no pasa nada, nacerá su primer hijo y ésa sí es una gran aventura.

Sin más, aquí os dejo el trailer de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal.

Comentarios

Antonio Rentero ha dicho que…
A mí tb me dió un escalofrío al volver a ver imágenes nuevas e Indy. Yo lo descubrí más o menos a la misma edad que tú, sólo que el original, "En busca el Arca Perdida", conlo que luego tuve la suerte de ver en el cine los otros dos ;-) de hecho la del Templo (la más flojita) fui con los compañeros del cole a verla y nos tragamos los tres pases del sábado uno detras de otro, esos tiempos en los que no te echaban de la sala acabada la peli :-(

Tengo mucha ilusión en esta cuarta entrega, creo que Star Wars fue un poco un bajón, aunque luego te pones a verlas y te engancha (el Episodio III me parece LA MEJOR de las 6 pelis) pero tb creo que ni Spielberg es Lucas ni la diferencia va a ser tanta.

Realmente las dos Trilogías de Star Wars se ven diferentes mientras que creo que la de Indiana no va a verse tan diferente de las otras, lo que hará que la disfrutemos como un capítulo más.

Aprovecho para mandarte un fuete abrazo.
José Córdoba Escamilla ha dicho que…
Buenas!

Sí, yo también creo que la nueva trilogía de Star Wars no es tan mala como la moda indica. Aunque a mí, eso sí, la mejor me sigue pareciendo El Imperio Contraataca. Los diálogos de las nuevas me dan cierto repelús.

Y sí coincidio, Spielberg es mucho Spielberg y el factor de calidad va a estar alto sin duda, aunque se pierda el factor nostalgia de la infancia.

Un abrazo muy fuerte!!! Me ha alegrado mucho verte por aquí.
Antonio Rentero ha dicho que…
Yo del Episodio I salí un poco con bajón, pero claro, es q eran casi 25 años de expectativas autogeneradas, imposible satisfacer convenientemente a millones de fans.

De todas formas luego me compré el DVD y eso que un dia dices "bueno, voy a ver sólo la carrera de vainas", y luego dices "bueno, sólo el duelo contra Darth Maul"... al final te ves la peli entera :-)

La segunda me gustó un poco más pero seguía sin llenarme del todo, pero debo confesar que el Episodio III me dejó MUY MUY sorprendido, no sé si Lucas volverá a dirigir algo, pero creo que ahí demostró que en realidad SABE dirigir y que como guionista no se queda atrás. Vamos, no es un genio, pero tampoco es un cero a la izquierda.

Me pareció la peli más redonda de la saga, con líneas demoledoras ("así es como muere la Democracia, en medio de un estruendoso aplauso"... tremendo!!!) y con diálogos magníficos.

La parte de la "ópera" con Palpatine adoctrinando a Anakin me pareció soberbia, la música de fondo profundamente inquietante, y el espectáculo al que asistían en sí un prodigio de imaginación.

Tb me pareció estremecedor el momento del duelo con Darth Maul, cómo la inflexión de voz de Palpatine se modula para mostrar su cambio y revelarnos que es Darth Sidious.

Toda la parte de la órden 66, como lo de la "ópera", en gran parte por la obra maestra de banda sonora del (ahora sí) genial John Williams me emocionó profundamente. La entrada de Anakin acompañado de las tropas el Templo Jedi era lo que todos queríamos ver, aunque eché de menos una música anticipatoria de la Marcha Imperial que diese mayor realce aún al momento.

Y quizá como instante cumbre cuando separados por la distancia, Padme y Anakin contemplan Coruscant desde los ventanales y casi parecen establecer un diálogo con miradas. De nuevo la música cobra gran relevancia y me encantó como Lucas fue capaz de contarnos una toma de decisión sólo con leves gestos. Si te fijas, al final Anakin se gira, con el rostro ya alterado, con su determinación escrita en la mirada, y al girarse y retroceder se adentra en la sombra. No sé si estará buscado de propósito el efecto, pero a mí me resultó fascinante.

En cualquier caso tengo puestas más esperanzas en Indy IV, pero creo que precisamente pq no nos vamos a sorprender, creo que será sólo un Indiana Jones más... que NO ES POCO!!!