Adrià

El que viene del mar te llamamos, te llamarás. Sí, tú el que esta noche dabas patadas y te movías deformando la tripa de tu
madre. Tengo muchas ganas ya de verte (de la ecografía que vimos sólo logramos intuir trozos de ti), de abrazarte, de mimarte,
de malcriarte. Ya ves, incluso me apetece pasar las noches en vela cuando llores o te desveles en la oscuridad. Es curioso,
que a mí, que no tengo problemas para escribir mucho sobre cualquier película, me cueste tanto expresar con palabras lo que
siento. Mi verborrea se torna parquedad, mira si tienes influencia sobre mí, sobre nosotros. No veo la hora de que llegue la
primera semana de Junio para verte, tenerte entre mis brazos. Hasta entonces, qué remedio, seguiré mordiéndome las uñas.

Comentarios

jac.nto ha dicho que…
"...para verte, tenerte entre mis brazos. Y escuchar, entre débiles balbuceos 'Widdiams', el nombre del maestro y justo después..."

Muy bonito Pepe :), pero que sepas que cómo todos somos Pepe todos esperamos ese momento, jiji