Los Simpson: La película (The Simpsons movie)


Se ha estrenado, por fin, una de las películas más esperadas del año: Los Simpson la película. ¿Ha valido la pena la espera? La respuesta es dudosa aunque me inclino por una negativa.

El film narra, cómo una vez más Homer causa un desastre en el pueblo de Springfield, y sus esfuerzos para reparar el daño que ha hecho al pueblo y a su familia.

Los Simpson, una de las series más longevas de la historia de la televisión, ha sufrido una transformación bastante acusada desde sus comienzos hace casi 20 años. Por aquél entonces, eran unos dibujos subversivos que hacían a las diez de la noche en la 2 y que criticaban sin piedad el American Way of Life. Con el paso del tiempo, mientras se afinaba el trazo del dibujo, también fue cambiando el foco de la serie, abandonando al personaje principal del principio, Bart Simpson, en favor de Homer, que demostró dar mucho más juego. La serie alcanzó sus mejores años entre la tercera y octava temporada más o menos, a partir de ahí y al centrarse principalmente en las tonterías cada vez mayores de Homer, la serie ha ido en decadencia. Atrás quedan la crítica y el mordiente que llenaban la serie en sus primeros años.

El resultado de toda esta evolución queda patente en la película. Un film entretenido, divertido, pero muy alejado de los mejores capítulos de la serie. La película se supedita por completo a las tonterías de Homer, quedando el resto de personajes como meros comparsas, y suavizando la crítica de modo obvio. Los Simpson se han convertido en una película infantil-juvenil, probablemente la mejor en lo que llevamos de verano para este sector de la audiencia.

El guión padece del típico defecto de traslación de series cómicas a la gran pantalla, y es la adición de momentos sentimentaloides y el crear situaciones greater than life demasiado aparatosas. Además el film dista de ser fluido sobre todo en su primera parte que más parece una sucesión de gags que un film al uso. También influye el hecho de que la película ha sido bastante recortada, varias escenas del trailer no aparecen en el resultado final, al igual que varias pistas del disco de la banda sonora tampoco parecen tener relación con escenas de la película tal y como ha llegado a los cines. Parece que los productores, asustados, decidieron recortar la duración hasta los setenta y pocos minutos para no aburrir al personal. A su favor decir que, la película es entretenida y divertida, con un humor muy físico, lleno de golpes y porrazos.

En el apartado técnico la película es correcta, con una animación más depurada que en el modelo televisivo y algún detalle en 3D. La música de Hans Zimmer, por otro lado, cumple sin más, apenas tiene presencia en pantalla. Una decepción teniendo en cuenta los buenos resultados del compositor Alf Clausen en la serie.

En resumen, Los Simpson es un film divertido, entretenido, infantil, que se podría valorar mejor si no fuera la adaptación de una serie que cambió en muchos detalles la historia de la televisión. Una pena.

Comentarios

Daenyel ha dicho que…
Soy fiel y acérrimo seguidor de la serie pero aun no he visto la película porque tengo el miedo de que no me va a gustar absolutamente nada.
Primero, pienso que 20 minutos de Simpsons en un capítulo están muy bien, pero alargar una historia de esta familia durante una hora y media, creo que puede llegar a ser incluso insoportable.
Por otro lado, aunque es lo que se hace siempre al convertir a película una serie de dibujos animados, no me gusta que se "arreglen" y se "sobrecoloreen" los dibujos... si la película es los Simpsons, que sigan siendo los Simpsons y no los "Supersimpsons".
En fin, antes o después terminaré viendola... pero sigo temiendo que no me vaya a gustar.
Anónimo ha dicho que…
deje de ser pendejo y si tanto le gista veala torpe