The Prestige (El Truco Final, El Prestigio)


Llega por fin la nueva película del realizador inglés Cristopher Nolan, director de Memento, Insomnio o Batman Begins entre otras. The Prestige (El Truco Final, El Prestigio, com así ha sido llamada en España) narra la rivalidad preofesional y sentimental de dos magos en la Inglaterra de principios de siglo XX. Poco más creo que se debe decir sobre la trama. Protagonizada por actores de la talla de Sir Michael Caine, Chistian Bale, Hugh Jackman, Scarlett Johansson y la sorprendente intervención de David Bowie, la película resulta en un entretenimiento de primer orden que vuelve a demostrar el saber hacer tras las cámaras de Nolan.

El director vuelve a demostrar su interés por los personajes oscuros y las apariencias. Sus películas son secas, carentes de sentido del humor, y cuando éste aparece no suele ser muy afortunado. En esta pelícua muestra una vez más su maestría para las estructuras de guión complicadas, pues, The Prestige, al igual que Memento, transcurre en tres líneas temporales distintas. Perfectamente enlazadas y mezcladas, el espectador sabe en cada momento en qué época o momento se encuentra sin la necesidad de los típicos letreritos de situación. Además en una película de magia y con un presupuesto holgado el director rehuye de los efectos visuales por ordenador, incluso para momentos que hoy por hoy serían impensables hacerlos de ese modo, lo cual me parece una cosa bastante destacable.

El fim además funciona como un homenaje a los magos y la magia en general. Nos muestra sus trucos y la artesanía e ingeniería detrás de los mismos. Nos enseña cómo no sólo sirve tener un buen truco sino saber mostrarlo. En ese sentido la película funciona y nos muestra un mundo realista de envidias, de perdedores, de triunfadores, de trueque de trucos. El mago no aparece como una persona con poderes sino como un ser humano capaz de engañar a nuestros sentidos.

Lo más sorprendente de una película como The Prestige es lo sincera que es, el director pone muchísimas pistas durante la película para que el espectador se dé cuenta de qué está pasando a medida que transcurre la película porque a Nolan no le importa el truco sino los personajes, su historia de obsesión y hasta dónde son capaces de llegar por ella. Es decir, justo lo contrario de la mucho más inocente y tópica El Ilusionista, donde el director se esconde todos los ases para mostrar un "sorprendente" final que resulta ser el fin en sí mismo de la película. Además la aparición del científico Tesla y su rivalidad con Edison le añade otro punto de interés a la película.

El guión obra del director y su hermano, funciona como un reloj y eso, como ya he indicado, a pesar de su alambicada estructura. Los personajes aparecen bien definidos además de permitir que se luzcan los actores en base a las peculiaridades de los caracteres que interpretan.

La dirección artística, fotografía y vestuario son de primer nivel. Consiguen hacerte sentir en la época en la que transcurre la película a la perfección, un buen presupuesto siempre ayuda en estos temas. El apartado musical se presenta como la más flojo de la función, es tán discreta la partitura original que pasa del todo desapercibida. No molesta, pero un compositor más dotados podría haber logrado algo muy superior. De todos modos Nolan no parece muy a gusto con la música original en sus películas pues suele recurrir a este tipo de sonoridades, sólo en Batman Begins dispuso de una música más notable, seguramente por imperativo del estudio.

The Prestige tiene un objetivo, entretener. Y lo consigue de principio a fin. Una película excelente en todos sus apartados y que se disfruta de principio a fin. Un ejemplo de cómo hacer buen cine comercial sin perder la identidad. Dicho todo esto, la película seguro que no gozará de la predilección que el público ha dado a una película tan menor como El Ilusionista, debido a la oscuridad del conjunto, al torturado universo Nolan.

Comentarios

El Buen Salvaje ha dicho que…
No me parece justo que, el esfuerzo físico y mental que supone mantener un blog, aunque sea modesto, no obtenga como beneficio ni siquiera un sólo voto en los premios 20 blogs. Así que hoy voy a votar a los blogs inscritos que tengan 0 votos, empezando por el final del alfabeto, que son los que menos votos tienen.

Cuando termine con estos, iré a votar a todos los que tengan 1 sólo voto. Y así sucesivamente.

Así demostraré que mi voto, un voto modesto, vale lo mismo que el de cualquiera.

Esta es mi promesa electoral y mi compromiso con los representantes modestos de la blogosfera (como yo) que se han presentado al concurso del 20 minutos con toda la ilusión del mundo.

Un saludo afectuoso.
http://vivazapatero.blogspot.com/
Iveldie ha dicho que…
Te dejo mi comentario sobre la pelicula por si te interesa

La sensación que con la que me he quedado al acabar de esta película es extraña. Por una parte me ha gustado, tiene cosas muy interesantes, la dirección es muy buena, Cristopher Nolan es un gran director, a pesar de haber dirigido una de las peores películas que he visto en mi vida, Insomnia. Como casi siempre en el cine actual veo el problema de siempre, el guión, que cojea demasiado. El desarrollo es demasiado confuso, el guionista, esperando resolverlo todo al final, confunde al espectador mediante trucos, malos trucos diría yo. Esa confusión está latente durante toda la película y en muchos momentos incomoda bastante porque piensas que no te estas enterando de la película. Al estar la historia contada mediante flashbacks, la confusón es todavía mayor, sobretodo para personas que no están acostumbradas a ver cine partido en trozos y mostrado luego de la forma en que el guionista quiere. Yo personalmente me sentí durante muchos momentos del metraje totalmente perdido, y la verdad, no me parece que en una película como está esté bien liar al espectador de esa manera. En cuanto actuaciones quiero expresar mi descontento con Christian Bale, que hace uno de los peores papeles de su carrera, totalmente fuera de lugar, falso y falto de expresión, para mas inri el doblador de este actor es malo de verdad. En cuanto al resto nada que destacar, correctos, Michael Caine lo hace bien pero personalmente no me gusta ese actor. David Bowie actua poco pero lo hace bien aunque gustaría haberlo visto en versión original para verlo de otra forma. Otra cosa que no me ha gustado nada es la ambientación, la recreación de la época, hasta que no pasó un buen rato de la película no sabía si se encotraban en los años 60, a principios del siglo 20 o a mediados del 19, por lo tanto más desconcierto para el espectador. Los vestuarios no ayudan mucho, bastante mal en ese aspecto también. Hay muchísimas cosas que hubiese cambiado de esta película, el desarrollo en si no me ha gustado, y el final me ha parecido precipitado y absurdo, y sobretodo lso dos últimos segundos podían habérselos ahorrado, penoso de verdad. En definitiva, una película de ciencia ficción que debe ser tomada como tal. Seguramente uno de los problemas puede ser que no te esperas ver cine de ciencia ficción, yo esperaba algo diferente, no sé, en mi opinión podría haber sido una gran película pero que se ha visto frustrada por , o un mal guión, o estar basada en una novela que no acaba de funcionar llevada al cine. Durante toda la proyección estaba dando vueltas a la cabeza sobre como hubiese desarrolado yo la la película, y me parecían mucho mejores que las que al final se llevaron a cabo, claro que eso ya es muy personal, pero es que tenía esa sensación todo el rato, como pensando que se estaban equivocando haciendo eso. Hay una parte que me pareció totalmente ridícula, hay un momento en que, para hacer un truco, el actor que interpreta Hugh Jackman busca un doble. Curiosamente en poco tiempo encuentran en una taberna a un tio que es clavado a él, tan clavado a él que se interpreta a si mismo, una chorrada sin ningún sentido. Para encontrar a un doble puedes tardar meses, hacer cientos de castings, no se encuentra en un día, y menos uno tan clavado a ti que seas realmente tú. En mi opinión podían haber cogido a otro actor, alguien con un leve parecido y luego cortarle el pelo igual, vestrilo igual, o maquillarlo, lo que sea antes de coger al mismo actor. Decepcionante solo a medias, por lo menos es entretenida y tiene algunos aciertos. Con un segundo visionado puede ganar... o perderlo totalmente todo... no se si arriesgarme....

Saludos!
Ricardo ha dicho que…
Hola José. Navegando en 20minutos conocí tu blog y quería felicitarte por tu trabajo. Tengo muchas ganas de ver The Prestige, y tu artículo me ha intrigado más aún.

Voté por tu blog en 20minutos.

Te invito a conocer Hablemos de Cine, un podcast que fusiona cine y actualidad, y si te gusta, puedes votar por él también como Mejor Blog Podcast.
travismagee ha dicho que…
Película enormemente interesante...sobre el papel, pero decepcionante en su resultado final. Por eso mismo, porque la historia promete muchísimo y está abierto a un sinfín de posibilidades que debieran haber fascinado, y sin embargo resulta farragosa, carente de la más mínima lógica y con un final que se diluye en sí mismo.
El primer tercio está muy bien, con la presentación de los personajes, su interrrelación y el truco que desencadena la cruenta y bastante estúpida guerra entre los dos protagonistas.
Y cuando parece que el espectador quedará arrebatado ante la curiosa y rica historia, comienza una narración oscura, como he dicho antes, farragosa, donde todo se confunde y la credibilidad brilla por su ausencia.
Y es que, tal y como sucedía en la superior "El ilusionista", en este tipo de filmes, el envoltorio puede ser más importante que lo que hay dentro, pero cuando hay sobre todo humo (envuelto en muchos rayos debido a la electricidad, invento de finales del siglo XIX, que tanta importancia tiene en el filme y en la historia de la Humanidad), la historia se resiente, dejando toda la fuerza y razón de ser en el truco final, en la finalización de la historia. Y esta no puede ser más desilusionante. Algo que se escapa a la magia y entra en lo cotidiano, en lo estrictamente real y humano. Algo, por otra parte, bastante previsible pues no podría ser otra cosa, aunque se la haya revestido anteriormente con ropajes de fantasía y ciencia ficción.
Estéticamente hay escenas bellísimas, como el momento de la introducción de un ataúd en un nicho. En cuanto a la ambientación, se nota un esmerado trabajo en cuanto a la dirección artística, así como en el vestuario y peluquería y maquillaje.
Sin embargo, el guión tiene bastantes agujeros y la dirección de Nolan, toma un impulso respecto a su anterior filmografía, pero para atrás. El ritmo comienza siendo bueno pero más tarde todo se supedita a preparar al espectador a un final "abracadabrante", ilusionándole en vano, visto su bastante menor resolución.
En el capítulo interpretativo, las tres actrices se comen con patatas a los protagonistas, con un Hugh Jackman, especialmente mediocre, muy por debajo de su, por otra parte, difícil papel.
En defintiva, en lo que a mi respecta, "The Prestige" me ha supuesto un menor entretenimiento, que no me ha aburrido, eso no, pero sí decepcionado, hasta el punto de que se me habrá olvidado dentro de una semana o así. Como si no hubiera visto nada.

Travias
Hugo Martínez Abarca ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Córdoba Escamilla ha dicho que…
A los que me han votado gracias! Al resto, yo creo que la película tiene errores como una bajada de ritmo hacia la mitad del metraje y el poco peso de los personajes femeninos. Pero lo vuelvo a decir me gusta la franqueza de Nolan, el no querer engañar al espectador como el director del Ilusionista. También creo que la película parece querer ser más que un simple entretenimiento, pero no profundiza tampoco más.