El Espejo en el Espejo, un Laberinto


Los que me conocéis sabéis que soy un fanático de Ende. Es mi escritor favorito. Probablemente mis dos libros preferidos sean La Historia Interminable y El Espejo en el Espejo. El primero es de sobras conocido, pero el segundo no lo es tanto. Siempre que tengo oportunidad aprovecho para recomendarlo, aunque siempre advierto que es una literatura muy distinta. Son un conjunto de cuentos cortos (algunos de no más que una página) anclados en el surrealismo, no en vano el libro está dedicado a su padre, el pinto surrealista Edgar Ende, del que se incluyen varias reproducciones de sus pinturas en la obra. Los cuentos, además, son aparentemente independientes, si bien hay una serie de elementos que se repiten de cuento en cuento, algo muy notable al final, cuando se hacen referencias muy claras a los cuentos que abren el libro.

Desgraciadamente no es un libro demasiado fácil de encontrar, se edita y descataloga constantemente, es una especie de Guadiana. Sin embargo, lo tienen muchas bibliotecas, así fue como lo descubrí yo, de hecho.

Bueno, os dejo uno de mis relatos favoritos del libro, y uno de los más cortitos:

Oscuro como un pantano es el rostro de la madre. Está sentada con sus anchas caderas sobre la mesa, masticando. Contra la pared se apoya el reloj de pie, un gigante que marca las horas sin pausa, las horas del arrepentimiento, las horas de las oraciones, las horas del crepúsculo, las horas de la mañana, el día con sus horas.
Y la noche.
La madre no mira al gigante. Dirige la vista a la ventana y escupe con desdén. Afuera germina la semilla, florece y se marchita.
En el oscuro pasillo se mueve una sombra escuálida, su marido.
- ¿Hago café? – pregunta malhumorado.
La madre no ha oído nada. Está roncando. Y mientras ronca pare tres hijos. El niño está muerto, las dos niñas viven.
El hombre coge las niñas y las lleva a la habitación, donde ya hay muchos niños. Al niño lo deposita fuera en el sembrado. La madre se ha despertado y mastica de nuevo. El hombre va al establo y se emborracha. Las vacas rumian, como la madre.
El hombre sacrifica una vaca. La madre se la come, y él y los hijos. La simiente germina. Todos comen pan y beben a cucharadas la leche de la madre y de las vacas.
El hombre está acostado sobre la estufa y duerme. La madre vuelve a parir dos hijos. Las vacas rumian. El padre sacrifica a la madre. Se la come con los hijos, también el perro recibe un pedazo. El hombre se da cuenta de su equivocación, va al establo y se emborracha.
Mientras tanto, la hija mayor trepa a la mesa. Una sombra se mueve en el pasillo, un hombre extraño. El reloj de pie marca las horas del crepúsculo y otras.
Y la noche.
La hija pare dos hijos. Cuando el padre regresa y ve todo, llora un poco. Más tarde se tumba al sol y se queda tendido.
El desconocido le entierra bajo la simiente que germina. La hija mastica. El desconocido se dirige al establo y se emborracha.


Pd: Sí, este es el cuento que voy a llevar el sábado al ensayo de teatro.

Comentarios

alegría ha dicho que…
No conocía ese libro O_O

No está en la biblio del poli, y tampoco en la fnac. No sabía que Ende había escrito cuentos. Por ejemplo en el catálogo de la fnac hay uno titulado El dragón y la mariposa, y pone que tiene 40 págs.
José Córdoba Escamilla ha dicho que…
Ya puse que es medianamente complicado de encontrar. De todos modos, en las bibliotecas de barrio o en la central, sí lo tienen. Ende tiene realmente pocos libros: Momo, La Historia Interminable, El Espejo en el Espejo, La Prisión de la libertad, El ponche de los deseos y Carpeta de apuntes (post mortem). Para adultos serían el espejo, la prisión de la libertad y la carpeta de apuntes. Aparte tiene infinidad de cuentitos cortos que han sido publicados de manera independiente y con profusión de ilustraciones, pues están orientados a un público infantil. Los de temática adulta son todo cuentos, de temática fantástica. Si bien, la prisión de la libertad serían, más bien, siete relatos cortos. Por otro lado, Carpeta de Apuntes es un recopilatorio de textos, apuntes, esquemas de novelas, nunca publicados. Es muy interesante para conocer las inquietudes de Ende por otras materias.
xiana chan ha dicho que…
Wow.

Es inquietante. me encanta.
José Córdoba Escamilla ha dicho que…
¡¡me alegro!!
Germán ha dicho que…
Me leí este libro (lo tengo comprado) por recomendación de Pepe, y creo que ha sido uno de los libros que más me han gustado nunca. Yo también lo recomiendo en cuanto tengo oportunidad :)
RTR ha dicho que…
Este es mi libro favorito, lo he leído tres veces ya y cada vez descubro algo nuevo. Sin duda mi relato favorito es el penúltimo, "El circo arde...". Las reflexiones del payaso son notables.
"A posteriori todo es inveitable, a priori nada".
José Córdoba Escamilla ha dicho que…
Para mí también es probable que sea mi libro favorito. Yo no sé la de veces que lo he leído pero siempre lo disfruto igual. Mi favorito no sabría decirlo, quizás el de Hor, aunque puede ser porque es el primero. ¡Gracias por visitar mi blog!
FelMan ha dicho que…
Querido José Córdoba Escamilla:

El espejo en el espejo es un libro mágico. Recuerdo cuando lo encontré (en una versión abreviada, dentro de la colección de un periódico regional) en la biblioteca. Lo cogí por curiosidad; la verdad es que apenas conocía (y sigo sin conocer) las que siempre se han considerado las grandes obras de Ende, La historia interminable y Momo, y no sabía, por tanto, si me gustaría o no. Pero, ¡abracadabra!, el señor Ende me hechizó desde la primera línea del primer cuento, la historia de Hor (cuánta belleza). No sé cuántas veces he devorado libros, qué demonios, no sé si antes (y después) he llegado a devorar libros. Pero éste... lo absorbí, más bien, habría que decir que fue él, fueron cada uno de sus cuentos, cada una de sus historias, las que me devoraron a mí. Casi desde siempre siento el gusanillo de escribir, pero Michael Ende, con este libro, hizo que dudara en mi propósito: él ya había escrito los cuentos que deseaba haber contado yo. Estoy infinitamente en deuda con él, porque me enseñó un nuevo sendero, y muchas veces he querido seguir su estela. Un portento, un autor inmenso; sólo por esta obra merecería ser recordado y alabado y rendírsele culto.
Angela Maria ha dicho que…
El solo titulo del libro es atractivo. Por eso escogi leerlo, sugeria algo misterioso. Me gusto mucho, pero lo más chereve fue que cuando lei el ultimo relato entendi como si se cerrara el circulo. Se empieza con hor y se termina con Hor. Me hizo pensar en el minotauro de "La Casa de Asterion" de Borges.
Anónimo ha dicho que…
Hola, soy Colombiana y llevo buscando este libro "El espejo en el espejo" desde hace 10 años. Mi profesora de Español y literatura de último grado en el colegio me regalo las copias de un cuento muy bonito (el de las sombrillas), que se encuentra en ese libro, desde ese momento lo he buscado pero no lo encuentro en ningún lado. Donde lo puedo conseguir???, de hecho la literatura de Michael Ende es dificl de encoentrar, por lo menos aca en Bogotá. No sé si sabes algun lugar en internet donde lo vendan y me lo traigan por domicilio, para comparlo. Te agradecería si me tienes la informaci{on.
Claudio Gonzalez ha dicho que…
Este libro a mi me lo regalo una amiga -Alemana- que estaba por aquellos tiempos de paso en Chile. Ella encontro en libro en una biblioteca de segunda, escondida por alli en los barrios en Mendoza.

Los que todavia no lo han leido, se estan perdiendo de algo bueno. Buena suerte en la busqueda; y si alguien alguna vez encuentra el e-book por ahi (sin querer queriendo como decia el chavo) le agradeceria mucho que me dejen el link en mi blog. Gracias y felcitaciones Yeruid; buen blog !!!
Carol ha dicho que…
Hola Jose. Necesito ayuda de alguien que sepa mucho de Michael Ende. Te comento rapido. Cuando era muy niña callo en mis manos un libro (o cuento) de la biblioteca del colegio que me fascino muy profundamente. Pero lo devolvi y no lo he vuelto a encontrar. Hace tantos años que no recuerdo ni el titulo. Solo recuerdo que era de Ende y que trataba de un homrbe trapado en un laberinto en una isla (o algo asi) y que habia cuervos. Ya ves, no es mucho. ¿Me puedes ayudar? ¿Como se llamara el libro?

Gracias

Carol
okinfografia@gmail.com
nUhN ha dicho que…
Carol, creo que al libro que te refieres es "La prisión de la libertad" también de cuentos, pero más largos que los de "El espejo en el espejo".
Juanjo Díaz ha dicho que…
También para mí es el mejor libro que jamás haya leído. Ende no es un escritor; es un mago. Aunque suene contradictorio, este libro apagó, en cierto modo, mi pasión por la lectura, pues todos los libros que leía después, se quedaban "pequeños". lo he leído 5 veces. la última vez lo leí en alemán. así pude descubrir algunos errores de la traducción española (en el cuento de los soldados que custodian la puerta, por ejemplo, falta una línea entera de diálogo). Mi cuento favorito sería el de la Catedrál de la Estación. Incluye unos versos que son toda una declaración existencial: "caminantes en el ajetreo del mundo; estamos sin meta en el tiempo. sólo a través de un amor puro y desinteresado llegarás al aquí y ahora. Alma prepárate: aquí y ahora es la eternidad.
EndeFan ha dicho que…
Enlace de El Espejo en el Espejo de Michael Ende revisado municiosamente comparado caracter por caracter mediante software contra el original impreso.

http://www.scribd.com/doc/98848569/Michael-Ende-El-Espejo-en-el-Espejo-Integro