La Casa del Lago (The Lake House)


Quid pro quo. La vida en pareja hace que las decisiones sobre qué película ver en cine sean un toma y daca, hoy eliges tú la siguiente yo. Normalmente suelo elegir yo, pero cuando se estrena una película de Sandra Bullock (de la que mi novia es fan), pues bueno la elección está clara. He de decir que la idea de la que parte la película me intrigaba, a saber, una pareja se conoce mediante el envío de cartas con la única pega de que ambos están separados temporalmente por dos años. Una idea atractiva y original a priori (bueno no tanto la película es un remake de una oriental de hace 6 años y que se estrenó en muchos países con el título de Il Mare). He de reconocer que la película no empieza mal, con detalles a destacar como el travelling de presentación de Sandra Bullock o la arquitectura de la casa que da nombre al título, aunque tampoco se le saque realmente provecho. Hay que reconocer que está mejor dirigida que la media de estas películas, hay ideas en los planos, la película es bella formalmente. Pero el resto del conjunto no está a esa altura (tampoco mucha para qué engañarnos). Se trata de una película sosa, en la que parece que le han extirpado el sentido del humor a todos y cada uno de los personajes, para hacerlo todo más "transcendental". Además los actores principales nunca han sido ejemplares, tanto Keanu Reeves como la Bullock ayudan a proporcionar la sensación de tedio que produce la película, en unas actuaciones monocordes y tan inexpresivos (sobre todo él) como de costumbre. Musicalmente es la típica película de Rachel Portman, compositora asociada a este estilo de cine y que suele hacer la misma partitura con leves variaciones. Además resulta predecible por la importancia que se le da a un hecho al principio de la película y que realmente no tendría porqué tenerla, salvo porque haya algo más que, por supuesto, no se desvela hasta el final. Pero hay otro problema, la tesis de la película, sobre la que todo se sostiene y da vueltas y vueltas, no tiene lógica. Ambos personajes asumen que no pueden encontrarse o comunicarse por otro método que no sean las misivas que se intercambian usando el buzón. El personaje de él tiene la excusa de que vive en el pasado, pero el de ella carece de toda excusa, no se molesta en intentar contactar con él, ni buscarlo. En fin, aparte de algunos detalles de dirección más trabajados de lo habitual y de los personajes secundarios (especialmente el incombustible Cristopher Plummer), una película para pillar una sábado a las cuatro de la tarde en A3 y dormirte viéndola. Otro detalle curioso, en toda la sala había unos cuatro chicos en total, siendo el resto mujeres(20-4 o similar en relación). Un detalle más, me dormí durante 5 minutitos viéndola.

Comentarios

jac ha dicho que…
El cartel me gusta (jugando con el color y el b&n), pero ¿soy yo o están un poco achinados ambos?

Hace poco vi el trailer y aunque me pareció una buena base argumental no me inspiró confianza. ¿La veo?
Yeruid ha dicho que…
Sinceramente no la veas, aunque si eso busca por esos mundos de dios la original que igual está bien. Si yo también los vi un tanto achinados durante la peli, para mí que se han hecho algún estiramiento facial.