II Congreso Internacional de Música de Cine "Ciudad de Úbeda" - Jornadas de sábado y domingo

La jornada del sábado fue mucho más relajada. La primera charla del día corría a cargo de varios compositores noveles pero preferimos descansar del viaje el coche, así que acudimos a la siguiente, a cargo de Robert Townson, ante la ausencia de Ángel Illarramendi, para hablar sobre Jerry Goldsmith. Lamentablemente, la charla inicial llevaba un considerable retraso (sorprendente teniendo en cuenta, el ajuste casi perfecto al horario del viernes, todo un logro). Esto, unido a que la sala donde se celebraba no era muy adecuada (la ausencia de tarima hacía que el conferenciante y el público estuvieran a la misma altura y por lo tanto imposibilitaba la visión directa del mismo a partir de la cuarta fila), hizo que nos dedicáramos a deambular por el patio del hermoso centro de congresos de Úbeda. Así además pudimos observar uno de los mejores momentos, para nosotros del congreso: John Frizzell, escondido detrás del escenario del concierto, con las partituras de su suite, ensayando los movimientos que luego reproduciría con la orquesta. Muy curioso e interesante, por respeto no le hicimos ninguna foto. También pudimos asistir a una clase de dibujo de Carlos Pacheco, el dibujante actual de Superman, realmente impresionante cómo dibuja de rápido y de bien este hombre, nos arrepentimos de no habernos apuntado para que nos firmara el póster o nos dedicara un dibujo, pero no lo pensamos porque no somos nada fans del mundo del cómic.



Finalmente decidimos regresar al hotel y así poder disfrutar de su muy apetecible piscina. De camino nos encontramos con Lisbeth Scott y aprovechamos para que nos firmara su disco Passionate Voice y hacerme una foto con ella.



Al llegar a la piscina del hotel comprobamos que no éramos los únicos que habíamos optado por esa alternativa. Por cierto, todo un acierto de la organización la elección de ese hotel para alojar a los congresistas.

Por la tarde tuvieron lugar las charlas de John Ottmann y de Bruno Coulais (¿será del Barça?). La primera consistió básicamente en una introducción breve sobre su trayectoria artística y un gran turno de preguntas. Entre las cosas que destacó fue que prefería editar a componer y señaló el porqué en los créditos de Superman Returns pone Superman Theme by John Williams en lugar de Superman Themes. El motivo era simplemente para indicar que no todos los temas eran de John Williams que era lo que se podría inferir si se usaba el plural. También señaló su banda sonora para Incógnito como una de sus favoritas y la que significaba más para él porque atravesaba un mal momento cuando la compuso.

No presenciamos la charla de Bruno Coulais, queríamos aprovechar para ver Úbeda puesto que el domingo no tendríamos tiempo. Una ciudad realmente hermosa, pero un desierto, cómo se nota que la gente se queda en casa hasta que empieza a refrescar. Hicimos unas cuantas fotos, cenamos y volvimos al Hospital de Santiago para asistir al plato fuerte del congreso: El Concierto.



El programa de congreso indicaba que el concierto constaría de suites de obras de John Ottman (Superman Returns entre ellas), Jerry Goldsmith, John Debney (varios movimientos de La Pasión), John Frizzell y Basil Poldeouris (Conan, siendo la primera vez que era interpretada en público). Se echó en falta una mayor información del contenido de las suites pues no todos los presentes éramos perfectos conocedores de la obra de Ottman o Frizzell, sobre todo. Fue una gozada escuchar la música de Ottman para Superman Returns, si bien supo a poco, pero aun así muy bien. A continuación, una de las partes más emotivas del concierto, John Debney cogió la batuta para dirigir tres suites de Jerry Goldsmith: La marcha de los generales, Rudy y el tema Enterprise de Star Trek. La dos primeras sonaron francamente bien, sobretodo la segunda, que me emocionó, la interpretación del tema Enterprise fue un tanto caótica, es una pieza muy difícil de interpretar para los violines y se notó que no tuvieron mucho tiempo para ensayar. Aun así impresionante. La primera parte finalizó con la interpretación de varios movimientos de La Pasión con la participación de Lisbeth Scott (qué voz! nunca me cansaré de decirlo). Esta suite puso de manifiesto la única pega real del concierto e, incluso diría, del congreso: El coro. Inaudible en algunos momentos, con algunas cosas no del todo comprensibles, había gente que no se sabía lo que estaban cantando, otros que no sabían leer la partitura o estaban perdidos y, un problema general de fuerza. Yo noté alguna cosa, pero Vero es maestra de música y de canto y estaba que se tiraba de los pelos al verlos cómo cantaban. Una pega, que aun así no empaña el recuerdo inolvidable del concierto. La segunda parte comenzó con una suite de John Frizzell, muy entretenida y muy bien ejecutada por la orquesta, por cierto, probablemente fue la mejor ejecución de la orquesta durante la noche.



Finalmente, el auténtico plato fuerte: Conan, interpretada en sincronía con las imágenes. La aparición de Poledouris en una especie de kimono negro con un pañuelo en la cabeza ya anunciaba que iba a ser espectacular y así fue. Lograron una sincronía bastante lograda con las imágenes y una interpretación buena (si bien los metales, tuvieron problemas, como ocurrió durante todo el concierto, estando alguno desafinado), en especial por parte de la percusión, compleja y muy bien resuelta. El coro volvió a hacer de las suyas, pero no importaba, porque aquello era algo mágico, algo inolvidable, se notaba en el ambiente. Y Poledouris lo reflejaba, profundamente emocionado y nervioso, como indicaba el temblor en la batuta. La ovación fue impresionante, todo el público en pie, ovacionando al maestra, que nos regaló un bis con los main titles de Conan. Inolvidable.



El Domingo la jornada consistía en la entreda de los premios BSOSpirit en una gala que empezó con cerca de una hora de retraso y que estuvo realmente entretenida, si bien fue, quizás, demasiado larga(acababa a las 16.00h). Los montajes de vídeo fueron realmente acertados y la gala transcurrión fluida. Además incluyó la interpretación de dos piezas a piano a cargo de Fernando Lázaro (la primera de ellas dedicada a Carol Goldsmith) y tres temas de la banda sonora de Los Chicos del Coro a cargo de un coro de niños que se esforzaron mucho, pero quizás no habían ensayado demasiado. Aun así Coulais se mostró muy agradecido por el esfuerzo de los niños para interpretar sus piezas. La gala finalizó con una cerrada ovación a Poledouris, quien, notablemente emocionado, no pudo evitar dejar caer unas lágrimas. Los dioses también son humanos. Finalmente se anunció que John Debney sería el presidente honorífico del año que viene, cogiendo el relevo de Frizzell. Por cierto, Debney dijo que éste había sido el mejor congreso de música de cine sobre la faz de la Tierra.

Lamentablemente no pudimos quedarnos a la charla de Poledouris y la mesa redonda con los compositores internacionales, nos quedaban unas cuantas hora de carretera hasta Puerto de Sagunto.

Ha valido la pena, ha sido una gran experiencia. La organización se merece todos los aplausos del mundo por sacar esto hacia delante, y además hacerlo bien hecho. Ha habido problemas y errores, sí, pero realmente, no vale la pena destacarlos más allá de las cositas que se han señalado antes y que, realmente, tampoco son problemas de organización. Así que ni crítica constructiva ni destructiva, ha sido un gran congreso, fruto de mucho tiempo de trabajo y quebraderos de cabeza, que nos ha brindado momentos inolvidables. Gracias.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola !

Que sorpresa descubrir que en Puerto de Sagunto (y Sagunto por extensión) hay algo más que bakalas... otro aficionado a la música de cine !! No todo está perdido.

Saludos !
Yeruid ha dicho que…
Soy de puerto de sagunto de adopción,jeje. Sólo llevo viviendo un año, en realidad soy de Valencia. Pero bueno es saber que hay más gente de Puerto y Sagunto city a quien le gustan las bandas sonoras y no todos son bakalas, aunque, lamentablemente, estos últimos hacen mucho más ruido.
Manolo ha dicho que…
Hola,
Yo tambien soy de Sagunto de adopción, llevo 3 años viviendo aqui y tambien soy de Valencia. Lastima que no te conociera, sino nos habriamos conocido en Ubeda, ya que yo estuve los 4 dias (no me suelo perder ni un sarao de esos).

Saludos !
Yeruid ha dicho que…
Pues sí, una lástima, porque yo de los congresistas no conocía a nadie, salvo a Juan Ángel, y como además, en actos así, mi timidez hace acto de presencia, pues tampoco me presenté a gente de la lista con la que había intercambiado mails, pero bueno, a ver si el año que viene se soluciona. Un abrazo y gracias por visitar mi página!!
Anónimo ha dicho que…
Your are Nice. And so is your site! Maybe you need some more pictures. Will return in the near future.
»