Abandoned in the woods de Inteligencia Artificial. Música de John Williams.



Aviso a navegantes: Lo que sigue a continuación es uno de los posts más friquis que jamás he escrito en el blog. Quedáis avisados.

El vídeo que podéis ver sobre estas líneas corresponde a una escena decisiva de la película Inteligencia Artificial de Steven Spielberg con música de John Williams. Tras un accidente en la piscina que casi acaba con la muerte de su hijo biológico, Monica decide llevarse a su hijo meca, David, de excursión al bosque, aunque su verdadera intención es devolverlo a la fábrica de la que salió, Cybertronics.

Mi intención con este post, y con otros que, espero, vendrán después, es la de desmenuzar el uso de la música en una película, mediante ejemplos que considero excepcionales. Es un objetivo el que me planteo meramente didáctico, para que el lector no versado en el mundo de las bandas sonoras logre comprenderlas un poco mejor.

He elegido esta escena porque es un ejemplo perfecto de música empleada para la descripción psicológica de una situación y no meramente descriptiva de la acción. La partitura escrita por Williams atiende en todo momento a los sentimientos de los personajes. En el vídeo, he añadido unas anotaciones para poder seguir mi explicación sobre las imágenes.

En un fragmento de 6 minutos, se entremezclan 3 temas musicales que nos explican el proceso por el que está pasando Monica. El primer tema en aparecer sería el asociado a la decisión de abandonar a David, pero al poco de empezar es interrumpido por el tema de David, empleado cuando Monica ve los dibujos que David le ha dejado encima de la mesa. Esta aparición del tema de David, modifica la posterior reaparición del tema de la decisión, volviéndose menos frío que en su primera aparición. A continuación mientras Monica le dice a David que al día siguiente saldrán de excursión, el tema de David reaparece, pero muy frío, indicando que no hay sinceridad en las palabras de Monica. Finalmente aparece intercalado el tema de la duda, un tema estructurado mediante dos escalas una ascendente y otra descendente, que representa de un modo perfecto las idas y venidas de la menta de una persona cuando duda sobre algo. Este tema, acompaña todo el viaje en coche, mostrando de un modo magistral todo el proceso de duda que Monica tiene en su cabeza.

No nos encontramos ni frente a unas melodías ultrafamosas ni ante una de las escenas clásicas del cine. Pero aun así, personalmente, me parece una secuencia magistral aumentada por una maravillosa partitura de Williams, capaz de complementar y enriquecer las imágenes, pues es su música y no las palabras la que nos cuenta el estado, el proceso emocional que atraviesa Monica. Es una labor muy compleja e ingrata, pues en este tipo de escenas la música suele pasar desapercibida para el espectador.

De todos modos, mucho mejor que leerme es ver la escena y disfrutar con ella. Si además tenéis habilitados las anotaciones de Youtube podréis ver los comentarios que he ido añadiendo a la escena, para seguir mejor las interacciones de los temas.

Como he indicado antes, este post es el comienzo de una nueva tanda de posts dedicados a la música de cine. Debido a la tarea que supone seleccionar el fragmento, subirlo a Youtube y editar las anotaciones del vídeo, me he marcado como meta optimista hacer uno al mes, a ver si puedo cumplirlo.

Comentarios

Antonio Rentero ha dicho que…
Sencillamante BRILLANTE!!!!

Una excelente idea y una magnífica explicación.

Espero con ansia nuevas entregas de este interesante análisis fílmico-musical que siempre introduce un matiz enriquecedor al disfrute del buen cine.

Un fuerte abrazo.
José Córdoba Escamilla ha dicho que…
¡¡Muchas gracias!!

Me alegro mucho de que te haya gustado. Espero seguir subiendo análisis similares regularmente.

¡Otro abrazo para ti!
Sergio Arán ha dicho que…
Independientemente del post, que está francamente bien, siempre me ha impresionado esta secuencia por su contenido emocional. Es una bestialidad. Adoro Inteligencia Artificial, pero cada año que pasa, me cuesta más verla por lo asombrosamente dura que es...
José Córdoba Escamilla ha dicho que…
Muchas gracias. Sí, yo también admiro profundamente Inteligencia Artificial y no deja de sorprenderme lo menospreciada que está en general por el público, no tanto por la crítica.